TM Grupo Inmobiliario ha adquirido un total de 165.000 metros cuadrados en Benidorm sobre los que invertirá 260 millones de euros para levantar 1.200 viviendas

 

El año 2018 ha arrancado con fuerza desde el punto de vista inmobiliario. TM Grupo Inmobiliario, compañía con sede en Torrevieja (Alicante), especializada en la construcción y comercialización de grandes residenciales en la Costa Mediterránea, ha adquirido un total de 165.000 metros cuadrados en Benidorm sobre los que invertirá 260 millones de euros para levantar 1.200 viviendas. Tres cifras que, sin duda, la convierten en una de las mayores operaciones de suelo de la última década en España.

Para que nos hagamos una idea de la dimensión de la transacción, en la Comunidad de Madrid, InmoGlaciar y el fondo de inversión alemán Aquila Capital se hicieron a mediados de 2015 con unos terrenos que albergaron las instalaciones militares del antiguo Parque Central de Ingenieros, con una edificabilidad de 120.000 metros cuadrados y más de 1.200 viviendas de protección. Por ellos, pagaron a Sepes —propietaria del suelo— 50 millones de euros, con una inversión total de 200 millones.

Otro dato, la operación Calderón contempla una edificabilidad de 147.000 metros cuadrados y 1.300 pisos. Eso sí, en este caso, solo la compra de suelo podría alcanzar los 200 millones de euros.

El suelo adquirido se encuentra en segunda línea de la playa Poniente de Benidorm, justo enfrente del mediático rascacielos InTempo —recientemente adquirido por un fondo oportunista— y junto a la promoción Sunset Drive, uno de los proyectos de TM en Benidorm, que se encuentra completamente vendido. En este nuevo ámbito, la mayor parte del suelo será destinada a viviendas, el 90% de las mismas tendrá vistas al mar, según señalan desde TM, que espera que las primeras viviendas estén a la venta en el verano de 2019, lo que supondría entregar la primera fase de viviendas construidas a mediados de 2020. Además se prevé una parcela de 15.000 metros cuadrados de superficie destinada a uso sanitario asistencial y 2.750 metros, aproximadamente, para un centro comercial.

El Ayuntamiento de Benidorm desbloqueaba a finales de 2017 la bolsa de suelo más importante de la ciudad, al aprobar en su último pleno del año el Plan Parcial 2/1 de Poniente, -ya fue aprobado en el pleno del 23 de abril de 2011-, después de que os los técnicos municipales contestaran a todas las alegaciones al mismo. Se trata del único sector que quedaba por desarrollar en la primera línea de playa. El agente urbanizador el ámbito -figura urbanística que contempla la normativa en la Comunidad Valenciana- es, precisamente, Bahía de Alicante, propietaria mayoría de los terrenos hasta su venta a TM y ella será la encargada de redactar el proyecto de urbanización y reparcelación.

 

“Se trata de una apuesta estratégica de presente y futuro de TM por el municipio de Benidorm y la Costa Blanca, que además nos posiciona como líderes inmobiliarios en la capital turística de Europa, siendo la promotora con más suelo en el municipio de Benidorm”, señala Pablo Serna, director general de TM Grupo Inmobiliario,

Esta operación es la cuarta de TM en el municipio alicantino en los últimos tres años y permitirá a la compañía no solo completar con sus ventas el plan estratégico de 2015-2019, sino que asegura su actividad en la zona durante los próximos 10 años, con la promoción de unas 1.200 viviendas en residenciales destinados tanto al mercado nacional como europeo.

 

En este plazo, la promotora estima una inversión en torno a los 260 millones de euros, “con diferentes fases de ejecución de dos años cada una, lo que supondrá un importante impulso a la economía local, generando en torno a 800 empleos”, señalan desde la compañía.

En los últimos tres años, TM Grupo Inmobiliario ha llevado a cabo la promoción, ejecución y comercialización de otras importantes promociones en Benidorm. Además del mencionado Sunset Drive, cuenta con el proyecto Ocean Drive y la Ermita del Mediterráneo en el Tosal, todos con muy buenas cifras de comercialización.

Para que nos hagamos una idea, en el primer fin de semana en que se puso a la venta Sunset Drive, los ritmos de ventas fueron muy fuertes, lo que llevó a la compañía a incrementar los precios hasta un 20%. Los precios de sus 265 unidades oscilaban entre un mínimo de 255.000 y un máximo de 766.000 euros, a una media de unos 2.600 euros el metro cuadrado.